La protección de datos (II). Derechos del interesado.

 

protecciondatos3La Ley de Protección de Datos de Carácter Personal reconoce al afectado o interesado una serie de derechos en relación con sus datos de carácter personal.

1º).- Derecho de informaciónEl afectado o interesado tiene derecho, de conformidad con el artículo 5 de la Ley, a ser informado de modo expreso, preciso e inequívoco, previamente a la recogida de datos, de los siguientes extremos:

  • a) Existencia del fichero al que van a ser incorporados los datos, finalidad del mismo y destinatarios de los datos.
  • b) Carácter voluntario u obligatorio de su respuesta a las preguntas que le planteen en relación con sus datos.
  • c) Consecuencias de proporcionar los datos o de negarse a ello.
  • d) Posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.
  • e) Identidad y dirección del responsable del fichero o de su representante.

No será necesario suministrar la información a que se refieren los puntos b), c) y d) cuando dicha información resulte claramente de la naturaleza de los datos personales que se solicitan o de las circunstancias en que se recaban.

Si los datos personales no han sido obtenidos directamente del afectado, éste deberá ser informado por el responsable del fichero o su representante, dentro de los tres meses siguientes a la fecha de registro de los datos, del contenido del tratamiento y de la procedencia de los datos y de las circunstancias señaladas en las letras a), d) y e) mencionadas anteriormente. Por excepción no es necesario suministrar dicha información cuando así lo prevea una Ley, cuando el fichero de datos tenga fines históricos, estadísticos o científicos, cuando el suministro de la información sea imposible o exija esfuerzos desproporcionados a juicio de la Agencia de Protección de Datos, y cuando los datos procedan de fuentes accesibles al público y se destinen a la publicidad o prospección comercial.

2º).- Derecho de impugnación: El afectado o interesado podrá impugnar aquellos actos administrativos o decisiones privadas que impliquen una valoración de su comportamiento, cuando dicha valoración se base exclusivamente en un tratamiento de sus datos de carácter personal que ofrezca una definición de sus características o personalidad. La finalidad de este derecho es impedir que el afectado quede sometido a los efectos jurídicos de una decisión que se base únicamente en el contenido de un fichero de datos que haya sido creado para evaluar determinados aspectos de su personalidad. 

3º).- Derecho de acceso: El interesado o afectado tiene derecho a obtener gratuitamente información sobre sus datos de carácter personal que aparecen incorporados a un fichero de datos para su tratamiento, así como del origen de esos datos y las comunicaciones de los mismos que se hayan realizado o se prevea realizar en el futuro. Tal información puede suministrarse al interesado mediante su visualización en la pantalla del ordenador o por escrito de cualquier tipo que sea perfectamente legible o inteligible y que no utilice claves o códigos que requieran el uso de dispositivos mecánicos para su lectura o comprensión. El derecho de acceso puede ejercitarse cada doce meses, a menos que el interesado acredite un interés legítimo, en cuyo caso podrá ejercitarlo antes de trascurrir dicho plazo. 

4º).- Derecho de rectificación y cancelación: El interesado tiene derecho a solicitar la cancelación o rectificación de sus datos de carácter personal incorporados a un fichero cuando tales datos son inexactos o incompletos. La cancelación de los datos produce su bloqueo, quedando los datos a disposición de la Administración Pública y de los Tribunales para determinar las responsabilidades que procedan. Una vez prescrita la responsabilidad, se suprimirán los datos. 

5º).- Derecho de oposición: En aquellos casos en que no es necesario el consentimiento del interesado para el tratamiento de sus datos de carácter personal, dicho interesado podrá oponerse al tratamiento de sus datos dirigiéndose al Responsable del Fichero, siempre que una ley no disponga lo contrario y su oposición se base en motivos fundados y legítimos relativos a una concreta situación personal. 

6º).- Derecho de consulta: Cualquier persona tiene derecho a solicitar y obtener gratuitamente del Registro General de Protección de Datos información sobre la existencia de un fichero de datos, su finalidad y el responsable del mismo. El citado Registro puede consultarse “on line” en la página web de la Agencia de Protección de Datos (https://www.agenciaprotecciondatos.org/date.htm).

7º).- Derecho a indemnización: El interesado tiene derecho a ser indemnizado de los daños que sufra en sus bienes o derechos como consecuencia de conductas realizadas por el responsable del fichero o el encargado del tratamiento de los datos que impliquen incumplimientos de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.

8º).- Derecho a conocer la cesión de datos:  El Responsable de un Fichero de titularidad privada debe informar al afectado o interesado de la cesión de sus datos a un tercero, indicando la finalidad del fichero, la naturaleza de los datos cedidos y el nombre y dirección del cesionario. Esta obligación de informar de la cesión de los datos debe cumplirse en el momento en que realice la primera cesión de los mismos, y no existe tal obligación cuando la cesión de datos viene impuesta por ley o cuando para el tratamiento de los datos no es necesario el consentimiento del interesado.

La comunicación de datos personales

Como norma general, los datos de carácter personal incorporados a un fichero de datos no pueden comunicarse a terceras personas. Como excepción, esa comunicación de los datos es posible en dos supuestos: a) Cuando se ha aplicado a los datos un procedimiento de disociación, que implica que la información que se desprende de los datos no puede asociarse a una persona determinada o determinable. b) Cuando es necesaria para el cumplimiento de fines relacionados directamente con las funciones legítimas del cedente de los datos y del cesionario de los mismos y siempre que medie consentimiento del interesado.

El consentimiento del interesado para la comunicación de los datos es revocable y será nulo si el interesado no ha sido informado de la finalidad a que se destinarán los datos que van a ser comunicados o del tipo de actividad de la persona a la que se comunicarán.

Sin embargo, hay una serie de supuestos en los que no será necesario el consentimiento del interesado para la comunicación de los datos en los casos en que dicha comunicación es posible legalmente. Tales supuestos son los siguientes:

  • Cuando la cesión esté autorizada en una ley.
  • Cuando se trate de datos recogidos en fuentes accesibles al público.
  • Cuando la cesión derive de una relación jurídica legítima y libremente aceptada cuyo desarrollo, cumplimiento y control haga necesaria la comunicación y siempre que ésta se limite a la finalidad que la justifica.
  • Cuando tenga por destinatario el Defensor del Pueblo, el Ministerio Fiscal, Tribunales, Tribunal de Cuentas u órganos semejantes de las Comunidades Autónomas.
  • Cuando la comunicación se produzca entre las Administraciones Públicas para el posterior tratamiento de los datos con fines históricos, estadísticos o científicos.
  • Cuando se trate de datos relativos a la salud y la comunicación sea necesaria para solucionar una urgencia o para realizar estudios epidemiológicos.

La persona a la que se comunican los datos está obligada a cumplir lo dispuesto en la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal en los mismos términos que el responsable del fichero que comunicó tales datos.

 

Anuncios


Categorías:Nuevas Tecnologías

Etiquetas:,

A %d blogueros les gusta esto: