La declaración de herederos abintestato

justicia1Cuando una persona fallece sin testamento es necesario tramitar una declaración de herederos abintestato para determinar quiénes son los herederos legales del fallecido. En este artículo encontrarás información sobre qué es esa declaración, cómo y ante quien se tramita.

¿Cuándo hay que hacerla?

En el caso de que no exista testamento en el que se designe heredero, tendrán derecho a la herencia aquellos parientes más próximos del fallecido que determina expresamente la Ley, quienes heredarán en la forma y proporción que también señala la Ley. Para acreditar quiénes son esos parientes con derecho a heredar, la Ley prevé un procedimiento específico de jurisdicción voluntaria que se conoce como declaración de herederos intestados o abintestato.

¿Quiénes heredan si no hay testamento?

En los territorios donde rige el Código Civil, las personas con derecho a heredar en defecto de testamento son las que se expresan a continuación, por el orden que también se señala, teniendo en cuenta que cada grupo de parientes que tienen el mismo grado de parentesco excluye al siguiente grupo de parientes:

1º.- Hijos y descendientes.
2º.- Padres y ascendientes.
3º.- Cónyuge.
4º.- Hermanos e hijos de hermanos (sobrinos).
5º.- Resto de parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad (primos carnales).
6º.- El Estado.

¿Dónde se hace la declaración de herederos?

Si los herederos son hijos o descendientes del fallecido, padres o ascendientes del fallecido o el cónyuge viudo, la declaración de herederos intestados se hace en la Notaría del lugar donde el fallecido tenía su domicilio habitual en el momento de fallecer, y se realiza por medio de un acta notarial.

Si los herederos son hermanos, sobrinos u otros parientes colaterales del fallecido o bien el Estado, la declaración de herederos abintestato debe hacerse en el Juzgado de Primera Instancia del lugar donde el fallecido tenía su domicilio habitual al tiempo de su fallecimiento.

¿Cuáles son los documentos y trámites necesarios?

a).- Declaración de herederos notarial:

Cuando la declaración de herederos se hace en la Notaría, los documentos necesarios son los siguientes:

  1. Certificado de defunción de la persona de cuya herencia se trate (causante).
  2. Certificado del Registro General de Actos de Ultima Voluntad, que acredite que no hay testamento.
  3. Certificado de nacimiento de los descendientes o, en su caso, de los ascendientes del fallecido.
  4. Certificado de defunción de los descendientes o, en su caso, ascendientes que hubiesen muerto.
  5. Certificado de matrimonio del fallecido.
  6. DNI del fallecido o, en su defecto, certificado de empadronamiento del fallecido, a fin de acreditar el domicilio habitual del mismo.

Los certificados del Registro Civil para acreditar el parentesco pueden sustituirse por la exhibición al Notario del Libro de Familia.

El procedimiento para determinar quiénes son los herederos legales a falta de herederos testamentarios, comienza con un requerimiento al Notario competente para actuar realizado por cualquiera de los interesados en la herencia (requirente), que adoptará la forma de un Acta Notarial de Requerimiento para Declarar Herederos Abintestato, y que otorgará y firmará ante el Notario la persona interesada. En ella, el interesado que requiere al Notario declarará las circunstancias personales y familiares del fallecido que sean relevantes para el Acta que se está tramitando y aportará para su incorporación al Acta los documentos mencionados anteriormente (prueba documental).

Igualmente deberán comparecer ante el Notario, dejando de ello constancia en el Acta Notarial, dos testigos propuestos por el requirente (prueba testifical), que deberán testificar sobre las circunstancias personales y familiares del fallecido y ratificar las manifestaciones efectuadas por el requirente. Puede ser testigo cualquier persona que conociera al fallecido, incluso sus parientes siempre que no tengan interés directo en la herencia de que se trate.

A la vista de lo manifestado tanto por el requirente como por los testigos y de los documentos aportados en el procedimiento, siempre que el Notario considere probados los hechos alegados por el requirente, se declarará por el Notario en otra Acta Notarial quiénes son los parientes más próximos al difunto con derecho a heredar.

Hay que tener en cuenta que desde la fecha en que se firma el requerimiento inicial por el interesado hasta que el Notario declara por notoriedad quienes son los herederos legales, deberán transcurrir obligatoriamente 20 días hábiles, pasados los cuales el expediente habrá concluido y se podrá expedir por el Notario copia autorizada tanto del requerimiento inicial como de la declaración de herederos para proceder a la partición de la herencia.

Finalmente, cabe decir que este procedimiento notarial para declarar herederos abintestato suele tener habitualmente un coste aproximado de entre 150 y 200 Euros, pudiendo variar dicho importe en función del número de folios que comprenda el Acta.

b).- Declaración de herederos judicial:

Cuando la declaración de herederos se hace en el Juzgado de Primera Instancia, el procedimiento comienza con un escrito del interesado dirigido al Juez de Primera Instancia competente.

No es necesaria la intervención de Procurador, y solamente será necesaria la intervención de un Letrado si el valor de los bienes de la herencia excede de 2.405 Euros.

Con el escrito que se presente al Juez, en el que se relatarán las circunstancias personales y familiares del fallecido, se presentarán también los siguientes documentos:

  1. Certificado de defunción de la persona de cuya herencia se trate.
  2. Certificado del Registro General de Actos de Ultima Voluntad, que acredite que no hay testamento.
  3. Certificado de matrimonio del fallecido, si estuvo casado, y en tal caso, certificado de defunción del cónyuge.
  4. Cualesquiera otros Certificados del Registro Civil que acrediten la relación de parentesco con el fallecido de las personas que se crean con derecho a la herencia.

El Juez oirá a los testigos propuestos, con citación del Ministerio Fiscal, y si estima justificados los hechos alegados, dictará a propuesta del Secretario Judicial auto declarando herederos a los parientes más próximos con derecho a heredar.

Si el Juez o el Fiscal lo estiman conveniente por considerar que puede haber otros parientes con igual o mejor grado de parentesco con derecho a heredar, podrá el Juez ordenar la publicación de edictos en el Boletín Oficial de la Provincia o de la Comunidad Autónoma donde se siga el procedimiento y en uno de los periódicos de mayor circulación de la provincia, anunciando la muerte del causante y los nombres y grado de parentesco de las personas que pretenden ser declarados herederos intestados. También podrán insertarse en el B.O.E. si el Juez lo estima oportuno. En tal caso, quienes se crean con derecho a la herencia deberán comparecer ante el Juez en el plazo de 30 días.

Si no se presenta nadie con derecho a la herencia o los que se presenten no acreditan su derecho, se publicarán de nuevo edictos por el mismo procedimiento anterior, concediendo un nuevo plazo de dos meses para comparecer en el Juzgado. Transcurrido este nuevo plazo sin que se presente ningún aspirante a la herencia o sin que se justifique su derecho por ninguno de los que comparezcan, la herencia se declarará vacante.

 

José Antonio Hebrero Hernández
Notario de Irún

 



Categorías:Familia y Herencia, Herencia

Etiquetas:, , ,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: